3/17/2022

Me deprimo y veo a Naruto... Por Nykte

 Desde hace muchos años veo Naruto, una caricatura japonesa de Ninjas que dura eternidades, imagínate que ya tiene hijos y su hijo por supuesto que tiene su propia caricatura y es la que estoy viendo. 

Por años, no supe porque me hipnotiza esa caricatura, pero siempre la he visto cuando me siento triste y tengo tantos problemas que parecieran olas que me van a cubrir. 

Les voy a platicar que esta mañana me desperté con el mundo encima, cómo me ha pasado en muchas ocasiones y como pienso que también les pasa a ustedes, porque atrás de cada sonrisa hay una historia dolorosa de fondo. Resulta que la vida es así para todos en menor o mayor medida. Por eso me gusta esta caricatura. 

Naruto es un jarrón roto, es un niño que tuvo la mala suerte de nacer hijo de un padre Hokague y una madre Ninja que dio a luz en el momento en que un monstruo de nueve colas atacaba la aldea que ellos protegían, tuvieron que sacrificar su vida por salvar la aldea y al hacerlo sellaron dentro de su bebé recién nacido, a la bestia. 

Esto le trajo mucho dolor a Naruto, quien creció solo y bajo el repudio de las personas que lo miraban con miedo y se defendían de él. Los padres, no dejaban a sus hijos jugar con Naruto niño y cuando entró en la escuela, resulta que era un niño con una carga de energía interior demasiado fuerte que lo hacía torpe al intentar aprender a controlarlo. 

Pero Naruto tiene una obsesión, ser Hokague algún día y su camino Ninja era el de defender siempre a sus amigos. A tal grado que convierte a la aldea completa en su familia, solo a fuerza de voluntad y unos cuantos "catorrazos" que suelta por aquí y por allá. 

Hoy me di cuenta que esa historia me recuerda el poder que tenemos los seres humanos de ser resilientes, cuando miraba hipnotizada la serie, muchos eventos muy dolorosos cruzaban por mi vida, de todo tipo, un tiempo de mi hija entre la vida y la muerte, otros tiempos de soledad, otros de miedo, otros de dolor inmenso cuando me arrebataron a mi bebé a los dos años, otro cuando viví en sitios que... he estado en lugares que les puede sorprender. ¡Si les platicara mis historias! creo que he vivido cosas muy duras, demasiadas cosas duras. 

En cada etapa que no les cuento, me tomé mi tiempo para perderme en mis dosis de Naruto en todas sus etapas, me encantaba verlo rodeado de sus amigos y ver cómo cada uno de esos amigos los había ganado  a pulso, a sudor y sangre, literal. Por sus amigos logró hacer acuerdos con la bestia y aprendieron a convivir juntos, a superar y superarse, tal era su afán de hacer las cosas bien, de trabajar todos los días más y más para mejorarse, para estar listo para defender a los otros, para crecer en todo momento. El dolor en vez de ser un bloqueo es para Naruto un poder mayor... En fin, verme en Naruto siempre me ha traído mucha calma. 

No les estoy promoviendo a Naruto, no vayan a pensar eso, les estoy compartiendo mi experiencia. 

Todos hemos vivido dolores indescriptibles. 

Todos hemos pasado por momentos horribles y de terror. 

Todos hemos tenido momentos de pánico, de angustia, hemos visto a nuestros seres amados luchar por su vida y algunos de ellos los vimos perder esa lucha y sabemos que eventualmente nosotros la vamos a perder. 

Todos hemos sido lastimados, pero lo más importante y más duro de reconocer y aceptar, es que TODOS HEMOS LASTIMADO A OTROS. 

El dolor más grande que he vivido como ser humano, como mujer, como madre, es haber lastimado a mis pequeños, por mis malas decisiones, por mi miedo, por mi terror, por no saber reaccionar en el momento, por no ser suficientemente fuerte, por no poder enfrentar a mis enemigos y ganarles. 

Pero Naruto siempre se levanta ante ese dolor, avanza y lo corrige, no puede evitar lastimar a las personas que ama, pero se enfoca en no volverlo a hacer y defenderlos con su vida. Por eso entrena mucho, mucho. 

Le doy un traguito a mi delicioso Té que me preparó mi bebé que ya esta de vuelta conmigo hecho un hombresote, para terminar este texto. 

El dolor forma parte de nuestra vida, tu decides si te sigues lastimando a ti y a los otros, o si te preparas para dejar de lastimar. Es tu decisión. 

Sígueme para más textos. 
 Da Click Aquí para una consulta personal
Da Click Aquí para que aproveches mis Cursos


Me encuentras en el WhatsApp +52 5530779785, tengo unos cursos mamalones que te van a ayudar a generar mejores estrategias para que nada ni nadie te detenga.  
Sígueme:


Ayúdanos a que sigamos escribiendo mas post: 
Donativos : Da click aquí y Dona para que sigamos trabajando

1 comentario:

  1. El dolor en muchas ocasiones es inevitable...el sufrimiento es nuestra decisión el tiempo que querramos permanecer, de forma consciente o inconsciente en él...abrazo grande y que continúe la cadena de Amor de dentro hacia afuera...

    ResponderBorrar

Aquí deja tus comentarios. Gracias.