martes, 17 de octubre de 2017

Entre brujas y muertos



Por: Jass Bernal
"El Plan A" Centro Holístico

   Entre tanta discusión sobre si los buenos o los malos; que si es gringa o es mejor la tradición; también hay quienes prefieren no tener que ver nada con la muerte. Aquí les paso un breve resumen de cómo acabamos tan confundidos acerca de esta fecha:

   Dicen los geógrafos que la tierra está dividida en el hemisferio norte y el hemisferio sur, ¿qué tiene que ver? Bueno, todas las religiones politeístas tuvieron sus orígenes en la
observación de la naturaleza y todas las grandes culturas precristianas eran grandes observadores de los ciclos, los astros y los fenómenos naturales; medían el tiempo a través de estos sutiles cambios climáticos que hoy conocemos como estaciones. 

   Esta festividad tiene su origen durante el otoño, al terminar la cosecha en el hemisferio norte; de ahí que también se le relacione con el Harvest en Estados Unidos, en donde se incluyen los espantapájaros, los cuervos, etc. 

Ahora, ¿cómo es que acaba relacionada con los muertos?

   La muerte es el más grande misterio que como seres humanos pretendemos entender. Nos genera miedo, no sabemos qué pasa al morir y a través de nuestras creencias le damos una interpretación y un sentido. Por sobre todas las cosas tratamos de eternizar nuestra existencia de diferentes maneras y queremos ser recordados, debido al temor a dejar de existir. Por otro lado, a los vivos nos gusta recordar, nos gusta conservar de cerca la memoria de nuestros muertos y revivir las experiencias (no entraré en cuestiones más profundas y filosóficas acerca de la muerte).

  Retomando los ciclos naturales que durante generaciones milenarias hemos observado en esta fecha, justo cuando terminamos de levantar la cosecha. El hemisferio norte comienza a enfriarse por su posición con respecto al sol, la noche empieza a alargarse. Para estas culturas representa la muerte del Sol, un periodo oscuro y frío comienza, por esta razón se le asocia con la muerte.

   Los sabios, los abuelos, los sacerdotes; coincidieron en que en esta época se diluyen los velos que dividen los mundos de los vivos y de los muertos, permitiendo el paso entre uno y otro. Los dioses conceden el permiso para visitar a los vivos, supongo es porque ninguno de nosotros pretende visitar a los muertos ni hacemos el intento de cruzar.

   Pero, ¿qué debemos hacer si nuestros muertos vienen de visita? 

   Lo general de cualquier reunión familiar: comida, bebida, una casa limpia, la mesa puesta y, (en esto coinciden todos) en casa, en el panteón o en la plaza pública, el objetivo es hacer sentir bienvenidos a nuestros visitantes.

    Ahora bien, ¿de dónde salen los monstruos y los disfraces? 

   Curiosamente en las culturas prehispánicas no se le temía a los espíritus malos o no se creía que vinieran, por lo que la única protagonista es la imagen de la muerte, que representaban con la imagen de una calavera tal cual. Pero en las culturas del continente europeo, si se buscaba alejar a los espíritus malos que también podían cruzar, así que se disfrazaban con pieles, pigmentos, etc. para no ser reconocidos por estos entes.

   Entonces ¿cuándo aparecen las brujas?

   Las brujas y brujos como tal existen en muchas culturas, con diferentes nombres. El término se usaba para referirse a aquellos que conocían las ciencias de la naturaleza y sus ciclos,  la observación de los astros y su influencia en nuestra vida y si, algunos misterios enigmáticos como la videncia y el contacto con los espíritus.  En una cuestión humana, siempre ha habido brujos buenos y malos que festejan todo el año diferentes cosas pero fue hasta la aparición del cristianismo que esta fecha fue relacionada a imágenes diabólicas, orgías y fiestas oscuras.

   Todo depende de la cultura y de su concepción acerca de la muerte, lo que sí es seguro, es que desde la existencia de las sociedades, la muerte ha sido venerada, reconocida, recordada, temida y un enigma para todos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí deja tus comentarios. Gracias.