lunes, 12 de marzo de 2018

9 tips de prosperidad




La prosperidad es uno de los temas que más preocupan a las personas hoy en día, desafortunadamente, las personas siguen pensando que trabajar más les dará más dinero y que un trabajo “estable” les va a permitir esa estabilidad que tanto sueñan. Desafortunadamente todo eso son quimeras, son sueños revueltos entre lo que nos han enseñado nuestros padres y lo que hemos aprendido desde pequeños en la sociedad. Lo cierto es que no existe una garantía en realidad.
Les voy a dar algunas sugerencias para que puedan mejorar su situación:




1.       Conocerte a ti mismo.

Es factible que muchos de tus problemas partan de que no te conoces a ti y no sabes cuáles son tus fortalezas y debilidades, además de tus talentos, así que antes de quejarte por el jefe que tienes, mejor ocúpate de reconocer los talentos que no has explotado adecuadamente. Porque alguno de ellos, pueden ser los que te lleven a la cima del éxito. Recuerda que el éxito no es algo fortuito o casual, sino un elemento que se trabaja desde lo interior.

2.       Siempre piensa en generar ingresos y no en trabajar.

Hay elementos que te permiten generar ingresos, vender algo que tú produzcas, algún servicio, hacer algo que solo tú puedes hacer, explotar alguna área de tu trabajo o hacer algunos cambios sobre el puesto de trabajo que pides. Muchos problemas que se dan en varios lugares, es porque hay personas que no están en el sitio adecuado y por eso no pueden desarrollarse al cien por ciento. Recuerda que no es el que más trabaja el que más genera, sino el que sabe trabajar de forma inteligente y aprovechar sus recursos mejor.

3.       No sigas el ejemplo de otros.

Hay personas que triunfan en nuestro entorno y pensamos que el camino que siguió esa persona es el único camino para lograr el éxito, lo cierto es que los seres humanos somos complejos y diferentes y la prosperidad nos va a llegar a cada uno de forma completamente distinta. Por ejemplo, cuando un deportista logra el éxito, no fueron las matemáticas quienes le ayudaron, pero también puede haber deportistas que gracias a ellas, lograron mejorar y alcanzar sus objetivos. Hay profesionistas que generan cantidades muy grandes de dinero, pero también hay personas que tienen pocos estudios pero implementaron grandes negocios.

Hay que saber escucharnos a nosotros mismos y aprender a encontrar nuestro camino personal, que siempre es silencioso y solitario. Podemos si, tener un gran equipo con quienes se logran grandes avances, pero cada miembro de ese equipo, ha logrado llegar a ese punto por medios y formas siempre diferentes, algunos tienen que dejar cosas o personas y otros tienen que cambiar hábitos.

4.       No confíes en otros, confía en ti.

Hay personas que te prometen que si haces tal o cual cosa, vas a lograr lo que ellos. No existe nada más falso, ciertamente hay sistemas y esquemas que se pueden replicar y que te ayudan a mejorar, cursos, talleres, experiencias que pueden ser valiosas, pero al final, es tu esfuerzo y tu voluntad quien te va a llevar a encontrar tus propios pasos y tu propia guía. Así que por favor, cuando inicies un proyecto, escucha a todos, pero haz un proceso de meditación que te permita reconocer quien eres tú ante un esquema nuevo y cómo vas a resolver para poder hacer lo que te has proyectado. Siempre confiando en ti y tu intuición antes que en otra cosa.

5.       Sábete que todos somos necesarios pero nadie es indispensable.

Suele pasar que cuando algunas personas llegan a cierto nivel, se confían y comienzan a sentir demasiada seguridad, recuerda que la humildad siempre debe ser ante todo, piensa que ser humilde está relacionado más con tu habilidad de aprender que con tu capacidad de someterte y humillarte ante otros. Por ello siempre tienes que tomar en cuenta que la persona más pequeña en el puesto más sencillo, puede ser fundamental y pieza clave para tus objetivos. Recuerda que nadie tiene la verdad absoluta y que el esfuerzo que mantengas deberá ser constante. Jamás te pelees con tu trabajo o con lo que haces, menos con tu dinero.

6.       Ve siempre más allá y busca nuevas oportunidades.


Constantemente sucede que cuando encontramos un punto de equilibrio, nuestra mente deja de luchar o de buscar oportunidades, por ello cuando algo termina, salimos de nuestro trabajo, se cierran puertas, el miedo puede consumirnos. Cuidado con eso, porque cada instante es un buen momento para que surjan oportunidades que estamos buscando, tenemos que mantenernos alertas y con una visión amplia, porque un problema puede ser en sí una solución y una solución nos puede llevar a otro problema. Así que observa y piensa siempre que cosas debes cambiar a cada instante.

7.       Acepta opiniones, pero nunca aceptes críticas destructivas.

Hay personas que nos van a tratar de lastimar o humillar por miedo a que les mejoremos en algo, pero existen personas que desean ayudarnos a mejorar. Tenemos que estar muy atentos para que podamos reconocer cuando lo que nos dicen es con consciencia y conocimiento de causa o es por malicia. Porque muchos consejos o críticas, nos pueden servir para crecer.

8.       El dinero es una energía.

Piensa que el dinero es una energía y esta se manifiesta como todas las energías, es decir, cuando alguien ríe, todos en su entorno pueden reír con mayor facilidad, cuando alguien bosteza los demás también lo hacen, el dinero es igual, cuando alguien está en armonía con esta energía, contagia a otros. Por ello es fundamental estar cerca de personas que estén tranquilos con estos temas y alejarnos de quienes constantemente se queja de su carencia. Además también es importante a que mantengas tu mente fija en la generación de ingresos y no en las carencias económicas que tienes en éste momento. Recuerda que la buena vibra atrae y potencia la buena energía y el mal humor o el enojo, atrae más mal humor y enojo. Tú elijes que clase de energía es la que quieres cerca y así sabrás lo que atraigas.

9.       Agradece.

El agradecimiento es en sí generador, así que agradece más de lo que te preocupas de lo que no tienes, agradece tu casa, tu calle, tu cuerpo, tus muebles, tus piernas, tu respiración, tu ropa, todos y cada uno de los objetos personales, pero lo más importante es que debes agradecer tu bienestar, porque es el verdadero objetivo que debes tener en tu vida, de ese modo evitarás que el dinero te traiga problemas o te aleje de personas amadas y generarás que pese a que no ganes grandes cantidades de dinero, puedas mantener tu bienestar por encima de todo. Recuerda que tener dinero no garantiza salud o amor, solo garantiza dinero. Incluso puedes tener dinero pero no poder comprar lo que necesitas.

Sin lugar a dudas hay más sobre este tema, pero por el momento espero que estos tips te puedan ayudar a generar más ingresos, pero lo más importante te pueda ayudar a generar mayor bienestar a tu vida.

Si deseas una consulta personalizada con gusto escríbeme a hablacon@nykte.com para coordinarnos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aquí deja tus comentarios. Gracias.